10 PASOS PARA HACER LA DECLARACIÓN DE LA RENTA

10 PASOS PARA HACER LA DECLARACIÓN DE LA RENTA

 renta 2015La campaña de la renta 2015 ya está en marcha. La vía más rápida para presentar la declaración es mediante el borrador de la Renta 2015, pero es importante saber que el borrador es una propuesta de liquidación de impuestos que realiza la Agencia Tributaria que puede contener incorrecciones u omisiones. Como la responsabilidad última es del contribuyente aquí os dejamos 10 pasos para poder elaborar y presentar vuestra declaración sin problema.

1. NO TODOS NECESITAMOS EL PROGRAMA PADRE

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para el 85% de la gente no es necesario lidiar con el programa PADRE, sino que pueden utilizar el otro sistema en la web de Hacienda, el programa RENO. Ahí puedes consultar tu borrador y modificar lo que sea necesario con unos pocos clics. Lo confirmas, eliges el método y los plazos de pago o devolución ¡y listo!

2. ES PROBABLE QUE NECESITE AYUDA DE UN PROFESIONAL

Lo segundo que conviene saber es que, si tenemos que recurrir al programa PADRE porque nuestra situación se desvíe en algo de la normalidad, es probable que lo más sencillo sea contar con los servicios de una gestoría,  así que nadie se frustre

3. ¿QUÉ DOCUMENTOS NECESITAMOS ANTES DE EMPEZAR?

Convendrá tener a mano los datos del catastro de nuestra vivienda sea de propiedad o en alquiler (el propio programa facilita el enlace a la web donde encontrarlo), los resúmenes de nuestra nómina, cuentas o donaciones realizadas durante el año (bancos, empresas y ONG suelen enviarlos por correo durante los primeros meses del año precisamente de cara a la campaña de la renta), registros de gastos e ingresos en caso de ser autónomo… En resumen, todos los documentos relacionados con tu situación económica.

4. DESCARGAR EL PROGRAMA

Frente al ordenador y con los papeles a mano, sólo queda descargar y abrir el programa y comenzar a trabajar. No es algo sencillo. Yo suelo necesitar varias horas para cumplimentar la declaración. Advertidos, nos ponemos con ello.

5. COMPRUEBA E IMPORTA LOS DATOS QUE HACIENDA YA TIENE

Para empezar, es útil solicitar el borrador del programa RENO en cualquier caso, para comprobar los datos que ya tiene la Agencia Tributaria, e importar al programa PADRE los que no hayan variado (dirección, estado civil, número de hijos).

6. DATOS PERSONALES Y FAMILIARES

Se trata de cuatro páginas previas, y se refieren al estado civil, los hijos y descendientes, los ascendientes mayores de 65 años y la comunidad autónoma de residencia. Alguna de esta información no puede ser modificada a posteriori, de forma que conviene comprobar que es correcta.

7. DATOS IDENTIFICATIVOS

Son las seis primeras páginas. Deben completarse con datos sobre el domicilio habitual (incluida la referencia catastral, que podemos encontrar siguiendo un enlace incluido en la página), sobre los descendientes y ascendientes, la asignación tributaria (si queremos dedicar un 0,7% de la cuota a la Iglesia y/o a actividades de interés social) o si estamos realizando una declaración complementaria.

8. DATOS ECONÓMICOS

Aquí comienza a complicarse la cosa. Este bloque es el grueso de la declaración, incluye varios apartados y no a todos nos corresponderá ingresar datos en los mismos. Los principales apartados son los siguientes:

– Rendimientos del trabajo (página 7): sueldos, prestaciones por desempleo, contribuciones que nuestra empresa ha hecho a planes de pensiones o similares, así como cuotas a sindicatos o a colegios profesionales son algunos de los conceptos que entran dentro de los rendimientos del trabajo.

– Rendimientos del capital mobiliario (páginas 8 y 9): dinero en cuentas y depósitos bancarios, dividendos, Letras del Tesoro o preferentes son algunos ejemplos de los conceptos que influyen en este apartado.

– Rentas por bienes inmuebles (páginas 10 y 11): ¿tienes un piso alquilado a otra persona por el que recibes ingresos y que a su vez te genera gastos (impuestos o derramas, por ejemplo? Este es el punto donde debes indicarlo. De nuevo, es necesario incluir la referencia catastral del inmueble, que Hacienda cruzará con los datos de tu inquilino para comprobar que nadie se está callando nada que deba saber.

Rendimiento de actividades económicas (páginas 12-14): atención autónomos, emprendedores y empresarios, porque esta va para vosotros. Se consideran rendimientos de la actividad económica a los que provienen del trabajo personal, del capital o de ambos, dedicados a la fabricación, comercio, prestación de servicios, actividad agrícola de cualquier tipo, artísticas o deportivas y los profesionales liberales. Cada cual tendrá que buscar su apartado y consignar ingresos y gastos relacionados con su ocupación. ¿Tienes empleados a los que pagas sueldos? ¿Alquilas una oficina? ¿Recibes una subvención? Aquí es donde debes incluir estos datos.

9. CÁCULO DEL IMPUESTO Y DEL RESULTADO DE LA DECLARACIÓN (páginas 45 a 48)

Se trata de un resumen en el que se suman y restan todos los datos que hemos introducido anteriormente. El programa habrá hecho las cuentas de forma automática, de modo que si todo lo introducido es correcto, obtendremos el resultado final directamente.

10. ENVÍA LA DECLARACIÓN POR INTERNET

El programa termina con un documento final de ingreso o devolución, que nos permite gestionar cómo queremos saldar las cuentas con la Agencia Tributaria. Permite consignar un número de cuenta, y solicitar el pago de nuestra cuota en uno o dos plazos (si sale saldo positivo). Desde la misma página se puede hacer la “presentación telemática” del documento.

Si logramos cumplimentar la declaración por Internet, con paciencia y en detalle, podremos hacer todo el trámite sin tener que pisar una oficina de la Agencia Tributaria, aunque como decimos no es fácil, y para muchos supondrá un alivio contar con un experto que le pueda echar una mano. Puedes solicitar una cita previa en la propia web si las cosas se ponen complicadas.

En cualquier caso, y aunque terminemos optando por recurrir a un profesional, como hacen por ejemplo la mayoría de las personas autónomas y dueños de pequeñas empresas, no está de más conocer una herramienta que, en teoría, vino a facilitarnos la vida.